+34 91 495 24 65

Calle Maquetadores, 4 · 28320 Pinto

Top

Consejos para enviar tus archivos a la imprenta

Consejos para enviar tus archivos a la imprenta

Convertir las tipografías a curvas o trazos, transformar los colores a CMYK o incluir imágenes con una resolución mínima de 300 píxeles por pulgada son algunos de los consejos que tienes que seguir para enviar archivos a una imprenta.

Color: hay que fijarse en los colores que aparecen en pantalla y en los colores de impresión. Para evitar problemas es necesario convertir al CMYK en los programas de diseño que se utilicen, que es el más apropiado a la hora de imprimir. Es importante no utilizar colores Lab o indexados, porque no son sistemas válidos para imprimir.

Imágenes: las imágenes que se vayan a imprimir tienen que tener una resolución mínima de 300 píxeles por pulgada, de lo contrario conseguiremos imágenes sin calidad. Además, es necesario enviar las imágenes CMYK y no RGB; también se pueden enviar en escala de grises en el caso que la fotografía que se desee imprimir esté en blanco y negro.

Numeración: a la hora de imprimir archivos de varias páginas, es imprescindible numerar cada una y comprobar si están ordenadas antes de enviar el documento a la imprenta.

Sangrado: se debe dejar entre tres y cinco milímetros de margen para garantizar que cuando se corte con la guillotina no se elimine ningún elemento de diseño.

Tipografía: se aconseja convertir a curvas o a trazos las tipografías empleadas, sobre todo las descargadas de forma gratuita, porque pueden transformarse y generar problemas.

Objetos: en el que documento que mandemos a imprimir solo pueden estar los elementos necesarios para la impresión. Se deben eliminar los objetos ocultos, las cajas vacías de Quark XPress y los trazos sin color ni relleno de Illustrator.

Es necesario entregar a la imprenta un CD o un Pendrive que contenga únicamente los archivos que se deben imprimir para que el receptor no tenga que buscar el archivo que se desea imprimir. Además, es importante que una vez grabada la información en una memoria externa se compruebe que realmente se ha guardado bien.

También es importante incluir dentro de la memoria externa una información de contacto, para que la imprenta pueda localizar al cliente si tiene alguna duda o si hay algún problema.

Fuentes: Gráfica Sherpa y Gorfisa

No Comments

Post a Comment


*